BCS cuenta con el yacimiento de Uranio más grande de México

Categoría: Ambiental

26 diciembre, 2015

Infirmación de la Secretaría de Economía.

El conocimiento de la existencia de uranio en el Territorio Nacional, así como su importancia, provoco que el gobierno mexicano decidiera incorporarlo a sus actividades en atención al Art. 27 Constitucional. El Congreso de los Estados Unidos Mexicanos, decreto en 1950 una ley reformada en 1972, que declara Reservas Mineras Nacionales a los yacimientos de uranio, torio y las demás substancias de las cuales puedan obtenerse isótopos hendibles o materias radioactivas que puedan producir energía nuclear, por lo que la explotación de estos yacimientos sólo será realizada por el Estado.

Historia. En la década de los cincuenta, México se unió a las naciones que estudian y desarrollan la energía atómica y nace por decreto presidencial del 19 de diciembre de 1955, la entonces Comisión Nacional de Energía Nuclear (CNEN) con dos campos de interés: 1. Las aplicaciones energéticas y no energéticas y 2. Los estudios en ciencias nucleares. En 1972 se transformó en el Instituto Nacional de Energía Nuclear (INEN) y en 1979, se crea dentro de INEN a la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS), el instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ) y Uranio Mexicano (URAMEX), este último con el objeto de ser el agente exclusivo del estado mexicano para explorar, explotar, beneficiar y comercializar minerales radioactivos. por acuerdo de las Cámaras, en 1985 las actividades de URAMEX son transferidos para la exploración al Consejo de Recursos Minerales (CRM), hoy Servicio Geológico Mexicano (SGM) y elbeneficio y explotación a la Comisión de Fomento Minero (CFM). Al desaparecer la CFM la ley en materia minera señala en 1992 que las actividades de la CFM se entenderán encomendadas al CRM (SGM).

Actualmente, como parte del sector energético, así como de otros minerales radioactivos, la producción de uranio en México sigue reservada al SGM con la facultad y compromiso de desarrollar la exploración por minerales radioactivos dentro del territorio mexicano. Hasta 2012 las reservas del mineral en el país solamente alcanzan un nivel en donde el recurso existe calculando su contenido. En México nunca se ha generado un yacimiento por sí mismo. De hecho, cuando una firma reporta haber encontrado uranio o plutonio, se tiene que cerrar por ser de uso exclusivo del gobierno.
Ambiente geológico.

La geología de los depósitos uraníferos conocidos en México es de dos tipos esenciales, el primero en rocas ígneas especialmente extrusivas ácidas como las riolitas y las riodacitas, o en extrusivos de rocas félsicas en contacto con rocas sedimentarias como las calizas. El otro tipo es el que ocurre en rocas sedimentarias, especialmente en areniscas del Terciario Medio o Superior, aunque también se presenta en calizas del Mesozoico.

Se han descubierto manifestaciones y yacimientos con minerales radioactivos en el país, dentro de muy variados ambientes geológicos. Las rocas huésped que los contienen van en edad desde el Precámbrico hasta el Cuaternario. En términos generales la mineralización de uranio se encuentra confinada a gneises y esquistos en la Península de Oaxaca y en la Cuenca de Sonora; a sedimentos marinos calcáreos-arcillosos de edad cretácica, en el Geosinclinal Mexicano, los cuales se hallan relacionados estructuralmente con la Península de Coahuila y con el Geo-Anticlinal Occidental; a sedimentos clásticos de carácter continental y de edad Pre-Terciaria, en la vertiente oriental de la Sierra Madre Occidental; a sedimentos clásticos continentales, Triásico-Jurásico, en la Cuenca de Sonora, y a rocas ígneas intrusivas y metasedimentarias, así como a dacitas terciarias, en la región Nor-Central del Estado de Sonora. Igualmente se encuentran manifestaciones al parecer importantes de yacimientos de uranio en la Vertiente Oriental de la Sierra Madre Occidental, dentro del Estado de Durango, en rocas volcánicas.

Yacimientos de uranio

En el año 2004 el CRM hoy SGM, realizó la compilación de información histórica sobre las Reservas Uraníferas Nacionales, identificadas y cuantificadas por los organismos encargados de ellos en el pasado; en base a esa información de 1983, se describe los siguientes yacimientos:

I. Yacimientos en el estado de Chihuahua.

En la Sierra Peña Blanca (60Km aproximadamente de la Cd. de Chihuahua) y en sus alrededores se detectó la mayor parte de las localidades uraníferas del estado (el Nopal, Las Margaritas, Puerto III y otros más). De los yacimientos evaluados se calcularon las Reservas Totales insitu de 2789 toneladas de U3O8.

II. Yacimientos en el estado de Nuevo León.

En la Cuenca de Burgos, limitada al norte por el Río Bravo dentro de la formación Frio No Marino se alojan los principales yacimientos uraníferos La Coma y Buenavista entre otros, calculándose el tonelaje total de reservas en el área de 5,075 U3O8.

III. Yacimientos en el estado de Sonora.

En las estribaciones del flanco occidental de la Sierra de Aconchi a 90Km al noreste de la Cd. de Hermosillo dentro de la Sierra Madre Occidental se presenta el yacimiento Los Amoles con ley de 0.047% de U3O8, en el área se calcularon 1,664 ton de U3O8.

IV. Yacimientos en el estado de Durango.

En el estado destacan las localidades detectadas en Sierra Coneto cuyas principales localidades son la Montosa, Pinito y Perla, las Reservas Uraníferas en general en tonelaje insitu es de 1,267 ton U3O8.

V. Yacimiento en el estado de Oaxaca.

Se encontraron manifestaciones uraníferas como Santa Catarina Tayata y San Juan Mixtepec dentro del municipio del mismo nombre, con Reservas insitu de 696 ton U3O8.

VI. Yacimientos en el estado de Baja California Sur.

Los yacimientos de roca fosfórica San Juan de la Costa y de Santo Domingo contienen mineral de uranio en 120 g/tn de U3O8 para el primero, y 100 g/tn de U3O8 para el segundo. El tonelaje cubicado proviene de Rofomex (Roca Fosfórica Mexicana-1983) y asciende a 151,000 ton U3O8.

Las reservas de uranio evaluadas por URAMEX en el país, considerando al uranio tanto como producto principal, así como subproducto (roca fosfórica) sería de 162,491 ton U3O8…

Los yacimientos que sobresalen por sus concentraciones de uranio en México se localizan en los estados de Sonora, Durango, Chihuahua, Coahuila y Oaxaca.

Conocer y evaluar los yacimientos de Uranio en México, es una labor que se justifica, en virtud de su extensión territorial y de las posibilidades tan variables que existen en la ocurrencia de fuentes radioactivas.

Energía nuclear en México

La Constitución mexicana establece que la energía nuclear sólo podrá ser utilizada para fines pacíficos y esto se reitera en la Ley de 1984 sobre las actividades nucleares.

México firmó un Tratado de No Proliferación Nuclear (1969, 2004). Somos parte de la Convención sobre la Protección Física de los Materiales Nucleares (1979, 1988) y depositario del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares en América Latina (Tratado de Tlatelolco, 1967).

La CNEN asumió la responsabilidad general de todas las actividades nucleares en el país, excepto el uso de radioisótopos y la generación de energía eléctrica. La Comisión Federal de Electricidad (CFE), tiene asignado el papel de generador nuclear en el futuro.

En 1966 la CNEN inició investigaciones preliminares para identificar posibles sitios para plantas de energía nuclear a lo que en 1969 la CFE se unió. En la actualidad el país cuenta con dos centrales nucleares: Una ubicada en el Instituto Nacional de Investigación Nuclear (ININ), en el estado de México, utilizada para investigaciones (1968) y La Central Nuclear de Laguna Verde en Veracruz utilizada para la generación eléctrica (1990).

El ININ realiza investigación y desarrollo en el área de la ciencia y tecnología nucleares, promueve el uso pacífico de la energía nuclear y proporciona servicios especializados y productos a la industria en general y a la rama médica en particular. Cuenta con un reactor de investigación TRIGA III de 1000kW Mc.

Central Nuclear Laguna Verde

El interés del país en materia de energía nuclear se basa en la necesidad de reducir su dependencia de las fuentes tradicionales. En los últimos años la energía en México depende cada vez más del gas natural. En 1972 se toma la decisión de construir la primera central nuclear para generación de energía eléctrica, su objetivo es generar electricidad por medios nucleares con calidad a un mínimo costo. Debido a varios retrasos, la planta se abrió el 14 de abril de 1990.
El “Proyecto de Laguna Verde” es una obra muy importante de la Comisión Federal de Electricidad porque trasciende de lo convencional en materia de generación de energía al uso de la nucleoelectricidad.

WhatsAppFacebookTwitterGoogle+Compartir

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de masnoticiasbcs.com, su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.