Recomienda IMSS 14 hábitos de higiene para consolidar el sueño

Categoría: Salud

2 diciembre, 2020

El bien dormir es indispensable para que se pueda tener una adecuada vida productiva durante el día tanto en lo laboral como en lo personal.

Es por ello que los expertos en salud señalan que una persona adulta debe dormir de seis a ocho horas diarias, mientras que un niño de edad escolar requiere entre siete y nueve horas para reponer la energía que necesita su organismo.

Las horas de sueño son necesarias para estabilizar y mantener el equilibrio del cuerpo y de cada una de sus funciones, aunado a que el organismo ingresa a una etapa de tranquilidad que garantiza el descanso y la reposición de energía para el día siguiente. De acuerdo con estudios, las personas pasamos la tercera parte de nuestra vida durmiendo.

La coordinadora auxiliar de Salud Pública, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Baja California Sur, Diana Erika Gómez Campos, comentó que es de suma importancia respetar las horas de sueño.

Cuando una persona duerme mal, regularmente tiene alguna inestabilidad orgánica, funcional o emocional, la que se manifiesta a través de los distintos síntomas y padecimientos denominados trastornos del sueño.

En ese sentido, la especialista del IMSS recomendó 14 hábitos de higiene para lograr un buen sueño, los cuales son cenar ligero o por lo menos dos horas antes de dormir y evitar por la noche el café o té negro, así como los refrescos de cola, el chocolate y la grasa en los alimentos.

De igual manera, el mantener una hora estipulada para ir a dormir, hacerlo con ropa cómoda y holgada, evitar dormir con la radio, televisión o celular encendidos. El tener una habitación sin ruido, ni luz, dormir en una cama cómoda con un colchón firme, sabanas frescas, de fibra natural y de preferencia, de color blanco, no hacer siesta durante la tarde, ni ejercicio intenso en la noche, así como evitar el tabaco, alcohol y el sobrepeso, ayudarán a las personas a consolidar el sueño de mejor manera, todos ellos pertenecen a los 14 hábitos de higiene.

Comentó que la hipertensión, sobrepeso y obesidad, pueden ocasionar trastornos como son roncopatía (ronquidos) y la apnea (dificultad para respirar), las cuales pueden afectar la calidad del sueño.

Las personas que no llevan buenos hábitos de sueño pueden tener dificultadas para llevar a cabo sus actividades diarias, ya que hay baja concentración, cambios de carácter, mal humos y agresividad.

Ante la sospecha de que se tiene un trastorno del sueño, lo ideal es no automedicarse y acudir con un médico en la UMF de su adscripción, quien canalizará al paciente con el especialista  correspondiente, finalizó Gómez Campos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de masnoticiasbcs.com, su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.